Nuestras inspiraciones FW20 (parte II): cuentos, leyendas y manzanas que tientan…

Os traemos la segunda entrega de nuestras inspiraciones para “Tiempo de Manzanas”. Si te perdiste la primera toca aquí para leer el primer artículo de la serie, si ya lo has leído y te mueres por el siguiente capítulo ¡adelante! sigue leyendo.

Vamos con el set más mágico de toda la colección, y es que, a lo largo de la historia, la manzana ha sido la fruta que mas leyendas, mitos y simbolismos ha protagonizado: Grecia, la cultura hebrea, el mundo celta y escandinavo la han relacionado con la inmortalidad, la sabiduría, la juventud , la belleza….

Guillermo Tell, Robin Hood, Blancanieves, Newton… personajes históricos y de ficción se relacionan con la manzana. Mil y un leyendas  como las que inspiran la tendencia “Alternate Reality” y que nosotras materializamos en imaginados paisajes de leyenda que convertimos en gráfico, bordados y color.

Y así comenzamos a crear la parte de la colección más evocadora de los sueños, la fantasía y la imaginación.

Empezamos a imaginar paisajes de ensueño…

¿Quién no se ha imaginado a sí misma cual Blancanieves huyendo de la tentadora manzana por un campo? Una escena mágica y otoñal que en nuestra cabeza se tiñó de naranjas, tonos miel, caramelo, granate, ámbar y canela en línea con las tendencias Sugar Almond, Spiced Honey y Ambient Amber y a las que, nosotras, añadimos unos toques de limón y fresa.

Todo esto se traduce en nuestro “bordado-cuento” que combina serigrafía y un trabajado bordado de puntadas y aplicaciones de distintas telas y texturas y que plasmamos en nuestro todoterreno vestido Duron, la elegantísima chaqueta Dorsett o el suculento bolso D’Arcy Spice.

…y nos adentramos en el bosque…

Y en nuestra huida nos cruzamos ¿por qué no? con Guillermo Tell que, a lomos de su caballo, corre a ocultarse en un profundo y frondoso bosque de árboles altos y verticales. Pero no da miedo, al contrario, es un bosque que parece lleno de color y de magia…

Y… ¡tachán! la visión de esos troncos se convirtieron por arte de magia e nuestra maravillosa raya tejida llena de vida y movimiento y que recoge todo los colores del set. Con ella hemos confeccionado tres prendas para todos los gustos: el vestido Dudley, el top De la Riega y la falda Discoivery.

…y de pronto… ¡las flores!

Y en nuestra huida nos tropezamos. Porque como todo el mundo sabe, las damiselas de cuento en apuros siempre se caen. Pero no nos hacemos daño porque un manto de preciosas flores engamadas con el entorno nos hacen de colchón. Y estamos tan agustito que decidimos dejar de huir a lo tonto y nos quedamos ahí entre las flores.

Y ya de paso creamos un gráfico: un fantástico bordado puzzle combinando telas con distintos acabados que nos recuerdan a nuestro suelo cubierto de flores y que colocamos sobre prendas negras para que destaquen aún más. Mirad el vestido Delorina o el conjunto top Doucette + falda Drap D’or.

Y aquí dejamos por el momento nuestro cuento, con final feliz, claro está. No vamos a comer perdices, no parece mucho más sano poder una manzana ¿qué puede pasar? ;P

0